Aborto Libre, Aborto Legal.

Acceder a un aborto de forma legal y segura es posible en todo México cuando una mujer ha sido víctima de violencia sexual. Aunque es un derecho, aún tenemos muchas barreras para ejercerlo.

Respecto a los casos donde un embarazo representa un peligro para la vida y salud de la mujer o cuando el feto presenta alguna malformación congénita grave, si el embarazo es producto de una inseminación artificial en contra de la voluntad de la mujer o cuando la continuación del embarazo es incompatible con el desarrollo económico de la mujer, la legislación cambia de estado en estado.

Es precisamente por esto, que desde Mujeres Vivas, Mujeres Libres vemos la necesidad de reforzar los movimientos existentes levantando una voz que logre unificar nuestros derechos a través de todo el territorio Mexicano.

Consulta la legislación sobre
aborto en todo el país

La lucha de la Marea Verde y el Movimiento Morado en el tiempo.

www.desarrolloymovimientoenequilibrio.over-blog.org

1970
El movimiento feminista mexicano plantea por primera vez en la historia de nuestro país el derecho al aborto como un asunto de justicia social y de salud pública.
1991
El Frente Nacional por la Maternidad Voluntaria y la Despenalización del Aborto es fundado por La Coordinadora Feminista del Distrito Federal bajo la consigna “Yo he abortado”. Por primera vez, hablamos del aborto como un derecho humano fundamental de todas las mujeres.
1997
El Frente Nacional por la Maternidad Voluntaria y la Despenalización del Aborto es fundado por La Coordinadora Feminista del Distrito Federal bajo la consigna “Yo he abortado”. Por primera vez, hablamos del aborto como un derecho humano fundamental de todas las mujeres.

Mujer / Ana Lucia Nieto

2018

Trazando un paralelo a las luchas feministas del sur del continente, La Marea Verde se establece en México para defender la despenalización del aborto en todo el país.

- En respuesta a la creciente ola de violencia de género e impunidad ante el número alarmante de feminicidios, el Movimiento Morado se consolida, gana fuerza y crece.

Mujer / Ana Lucia Nieto

2020

Durante el Día Sin Mujeres, en un encuentro sin precedentes, los movimientos verde y morado y las mujeres mexicanas paramos para protestar por la desigualdad, el aumento de la violencia de género y los feminicidios en el país. #UnDíaSinNosotras logró que millones de mujeres provenientes de diferentes etnias, niveles económicos y afiliaciones políticas, nos unieramos en torno a un mismo propósito–¿Qué pasaría si un día todas desaparecemos?

El derecho a decidir es un derecho humano.

En México las mujeres no acceden a los servicios de salud, aun cuando las causales de algunos estados lo permiten. Incluso con leyes iguales, existen desigualdades en el acceso al aborto.

Las leyes restrictivas sobre el aborto ponen en riesgo la salud y vida de las mujeres. La Ciudad de México es un ejemplo de cómo la legalización de la interrupción del embarazo ha beneficiado en la disminución de la mortalidad materna, antes de la despenalización había una tendencia de aumento del riesgo de morir por un aborto.

La violencia no disminuye.

66 de 100 han sufrido violencia de género y cada día 11 mujeres son asesinadas, mientras se restan recursos públicos para las medidas que se desprenden de la Alerta de Violencia de Género, la única política pública exclusiva para prevenir y erradicar la violencia feminicida derivada de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y una de las recomendaciones que dictó el Comité de expertas de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en ingles).

Desde 2015 se han declarado 21 Alertas de Violencia de Género en 18 entidades, esto porque Veracruz, Estado de México y Guerrero tienen decretadas 2 alertas; 10 se han rechazado y 5 están pendientes de resolver por presuntas omisiones en la coordinación de las entidades, son los casos de Sonora, Chihuahua, CDMX, Tlaxcala y Baja California.

La violencia de género y la violencia sexual particularmente son detonantes de los embarazos no deseados entre las niñas menores de 15 años donde los agresores pueden incluso triplicarles la edad. No se trata entonces del ejercicio irresponsable de la sexualidad, si no de violencia sexual.

Las mujeres tenemos derecho a una vida libre de violencia. Todas. Niñas, jóvenes, adultas, lesbianas, indígenas, campesinas, obreras, las institucionales y las anarquistas, las socialistas, las que viven con discapacidad, las migrantes, las negras, las afro, las digitales y las análogas, las de todas las generaciones, las defensoras.

Defendemos el derecho a la vida de todas y por eso exigimos generar condiciones para la realización de los distintos proyectos de vida, la maternidad puede ser parte de ellos, pero debe ser nuestra decisión. Garantizar el aborto seguro podría reducir el riesgo de muerte a mujeresque se someten abortos inseguros y clandestinos.